La Pócima Nadal

29 Junio 2017, 10:00 am
Publicado en Blog

Si se ponen a pensar, seguro que todos llegan a la conclusión de que Rafael Nadal es uno de los mejores deportistas españoles de todos los tiempos, pero no se equivoquen, no. Estamos hablando, sin temor a equivocarme, del mejor deportista español de la historia, desde que el mundo es mundo. Esto es algo que los amantes del tenis y del deporte en general, debemos tenerlo muy presente siempre.

Así es, Nadal se ha ganado a pulso consolidarse como uno de los mejores tenistas de todos los tiempos. Para mí, junto con el suizo Roger Federer, los dos mejores de la historia, que nos han regalado grandes duelos y batallas dentro de una pista de tenis. Finales épicas, puntos imposibles, emociones contenidas esperando desatarse tras un winner espectacular; una rivalidad maravillosa dentro de la pista y una gran amistad, que es conocida por todos, fuera de ella.

Sin embargo, es difícil mantenerse en la cresta de la ola para los medios de comunicación y para la gente de tu propio país, incluso del mundo de la raqueta, por muy bien que lo hayas hecho o por muchos éxitos que hayas tenido. El espectador, quiere más; el entendido del tenis, quiere más; el fan, es más respetuoso aunque no le gusta ver perder a su ídolo, pero sólo algunos pocos nos hemos mantenido firme en la determinación de que Nadal estaba, y está aquí y ahora, formando parte de nuestro presente y actualidad. De esto hablaremos más adelante, pero para entenderlo perfectamente, debemos hacer un alto y decir unas palabras acerca de la resiliencia, que desde hace un par de décadas el mundo de la psicología deportiva se ha centrado en su estudio y en como afecta al rendimiento del deportista. Así, irán apareciendo poco a poco, más investigaciones centradas en la relación entre resiliencia y rendimiento deportivo.

Podemos definir la resiliencia como aquellas habilidades personales que permiten a un individuo un funcionamiento saludable o la adaptación a un contexto adverso o  acontecimiento disruptivo en la vida diaria (Connor y Davidson, 2003; Luthar Cicchetti y Becker, 2000; Masten y Obradovic, 2006). Schiera (2005) la define como una característica observada en ciertos individuos, que les permite superar, resistir y afrontar las situaciones vitales adversas de una forma más eficaz y con más recursos que la mayoría de las personas.

Esta cualidad o habilidad se adquiere de forma natural durante el desarrollo de la persona, en función de los procesos sociales, formando parte de un proceso dinámico y global que provoca una adaptación a las circunstancias del entrono a las que el sujeto se enfrenta. Por ello, podemos decir que la resiliencia es una variable multidimensional que combina factores individuales, sociales y situacionales.

Volviendo al tenis, después de ser número 1 de la ATP, a finales de 2014, Nadal encadenaba varios problemas de salud (lesiones, apendicitis, etc.) que le impedían acudir a varios torneos y a los que acudía, mostraba un  rendimiento que no era acorde a lo esperado, cayendo en 2015 a la 10ª posición en el ranking ATP, y empezando el 2016 en el 9º puesto. Durante este tiempo, muchas eran las dudas, preocupaciones y rumores sobre el futuro del jugador. Pero, es justamente, en ese momento en el que nada sale como uno quiere, cuando se tiene que ser resiliente. Y Rafa lo fue. Usó eso que solo él sabe gestionar y bebió de su pócima una vez más, la pócima Nadal, y volvió a sentirse cómodo dentro de una pista de tenis. Volvía a saborear el placer de competir, de enfrentar a un rival en una dura batalla en la que nunca le podrás tocar y más que luchar contra él, luchas contra una esfera amarilla que viene hacia ti girando a toda velocidad, y lo único que pasa por tu mente es devolverla y que entre en el otro lado. Esto lectores, sería un partido de tenis, o una lucha sin golpes, como prefieran verlo.

Que no se confunda la gente con la expresión de: “Rafa ha vuelto”. Esto no es así, con todos mis respetos. En ese periodo que no bajo del puesto 10 en el ranking ATP (no llego a salir del top 10 mundial nunca), muchas eran las opiniones de que Rafa no iba a volver, que ya estaba bien, que había ganado todo, pero estaban equivocados en una cosa muy simple, y es que el manacorí nunca se fue, siempre estuvo ahí, nunca tuvo que volver.

Y así es como empezó 2017, 9º del ranking ATP, plantándose en la final de Australia y protagonizando con Roger (no podría ser de otra forma), otro regalo en forma de partidazo de tenis para el resto del mundo. Perdió, pero algo se vio en esa final que presagiaba sólo cosas buenas de cara a este año, y así fue, y así está siendo por ahora. No solo ha conseguido ganar este año en Montecarlo (Master1000) y en Barcelona (Conde de Godo)  la friolera de 10 veces, sino que además, en Roland Garros, sobre el polvo de ladrillo de París, donde mejores sensaciones tiene, se ha proclamado campeón por 10ª vez (con una suficiencia pasmosa). Ningún hombre en la historia del tenis ha conseguido ganar un Grand Slam 10 veces a lo largo de su carrera, por ello será el primer tenista de la historia en llevarse a casa una réplica del trofeo francés.

Ahora está el número 2 del mundo, amenazando el 1er puesto al escocés Andy Murray, sintiendo ya la hierba de Wimbledon, siguiente Grand Slam del año. Vuelve Federer a competir, tras el parón de la temporada de arcilla, y sólo espero que ambos protagonicen y nos regalen otra final épica y maravillosa como las ya vistas anteriormente entre ellos y ¡Sí!, para todos los que se habían bajado del carro, los que ya le daban por muerto, los que ya no creían en él, todavía pueden subirse en la espalda de Rafa con una sola condición, no volver a bajarse jamás.

 

SIGUE APRENDIENDO MÁS CON NOSOTROS EN TAFADMADRID Y EN LA FEDERACIÓN ESPAÑOLA DE FITNESS WELLNESS Y SALUD www.fefws.com

La palabra actual tenis, proviene de la palabra francesa tenez, en su versión más antigua tenetz, equivalente a la actual tennez (tenga usted), que derivó a la fonética actual a causa de la pronunciación inglesa (tennis), que es la que se ha mantenido a lo largo de los años hasta llegar a tenis.

Desde sus más tempranos inicios, la preparación física en el tenis ha evolucionado considerablemente y de manera muy dispar, surgiendo diferentes y novedosos métodos de entrenamiento, así como la figura del especialista en nutrición, que aconseje a los diferentes jugadores acerca de su alimentación.

Condiciones previas

Como indica Schönborn (2008), el rendimiento deportivo a largo plazo (influencia de los factores individuales), es una condición previa necesaria para una posterior carrera deportiva exitosa. El nivel de condición física es una importante condición previa para el rendimiento deportivo en el tenis, debido a la evolución del tenis moderno o contemporáneo, donde se busca un sistema de juego más exigente físicamente. Las condiciones previas más importantes para el tenis actual son: la velocidad (acción-reacción); la fuerza (inicial y explosiva); la fuerza resistencia (capacidad aeróbica y resistencia anaeróbica), además de las habilidades de coordinación y agilidad.

Siguiendo citando a Schönborn (2008) y a otros importantes autores, podemos decir que la influencia de la condición física en el rendimiento deportivo en el tenis está al 40%. El otro 60% estará determinado por muchas otras variables como la psicología, la táctica, técnica o estrategia. Nosotros nos vamos a centrar en ese 40% “trabajarlo” y “mejorarlo” con el entrenamiento.

La preparación física

Debido a la alta exigencia física y fisiológica del tenis de élite actual y a que, prácticamente se juegan todas las semanas del año sin apenas descanso (Fernández - Fernández, 2007), con 5 o más partidos por semana de juego, es de vital importancia para un adecuado rendimiento en los torneos, el entrenamiento de la resistencia cardiorrespiratoria (Fernández - Fernández et al., 2011; Kovacs, 2007) o resistencia aeróbica, para una adecuada recuperación muscular.

Además, algunos autores han encontrado conexión entre la fatiga, el deterioro de la competencia de las habilidades propias del tenis y el descanso de la capacidad técnica en el juego (Mendez-Villanueva, Fernández-Fernández, & Bishop, 2007; Moya, Bonete, & Santos-Rosa, 2009, citando a Davey, Thorpe y Williams, 2002). Es por esto que los entrenadores y preparadores físicos deben plantear un entrenamiento eficiente tanto a nivel físico como a nivel estratégico, dirigido a la mejora de la fuerza y la condición física, además de trabajar la fuerza resistencia o la capacidad para resistir la fatiga, para poder, entre otras cosas, golpear a la pelota con un mayor nivel de potencia; permitiéndonos mantener esa intensidad de golpeo a lo largo de todo un partido. Es decir, con el entrenamiento y la preparación física adecuados, se puede incrementar la potencia media de golpeo y aumentar el tiempo en e que se den esos mayores valores de potencia. No olvidemos que la potencia es igual a la fuerza por la velocidad. Vamos a recordad de donde viene está afirmación:

¿Qué entrenamiento hacer?

Uno de los mayores problemas a los que se enfrenta un entrenador de tenis a la hora de hacer un entrenamiento de fuerza, se encuentra en el planteamiento de ejercicios que consigan transferir las ganancias de fuerza de determinados músculos al gesto técnico específico de competición. De nada sirve tener unos valores de fuerza máxima altísimos si luego no lo podemos aplicar/transferir a la competición. En el mundo del tenis hay muchos somatotipos, y todos pueden funcionar según el sistema de juego, pero lo que está claro, y además la historia está a nuestro favor, es que un cuerpo demasiado hipertrofiado no nos va a dar los resultados deseados. Obviamente siempre hay excepciones como nuestro Rafa Nadal o Serena Williams, por ejemplo.

Ahora, tendremos que hacer una diferenciación de lo que queremos trabajar para el miembro superior y para el miembro inferior:

Miembro superior: es necesario una musculatura predominantemente explosiva que nos permita aumentar la potencia de golpeo (como hemos dicho anteriormente) y, para ello, realizaremos un trabajo de potenciación.

Miembro inferior: es necesario una musculatura predominantemente resistente que nos permita desplazarnos durante todo un partido, aunque también debe ser explosiva en algunos momentos para realizar acciones puntuales a velocidades máximas. Por lo tanto, realizaremos un trabajo de pliometría para mejorar la fuerza resistencia.

Necesidades metabólicas

A pesar de la creencia extendida de algunos autores, afirmando que el tenis es un deporte de larga duración y baja intensidad, la conclusión a la que puedo llegar con la información extraída de los estudios que se encuentran en la bibliografía, es que los requerimientos metabólicos del tenis son el anaeróbico aláctico (ATP-PCr) y el metabolismo aeróbico. En segundo plano quedaría el metabolismo anaeróbico láctico. Por lo tanto, el tenis es un deporte muy intenso, con esfuerzos explosivos, desplazamientos cortos y frecuentes y cambios de orientación y sentido. Aquí se pueden ver algunos datos realmente interesantes:

El conocimiento de los requisitos metabólicos será fundamental para la planificación de la preparación física y determinar las posibles ayudar ergogénicas a utilizar.

Dicho esto, el umbral anaeróbico será extremadamente importante y deberá ser muy elevado para evitar que entre en juego el metabolismo anaeróbico láctico; evitando así la fatiga muscular por la acumulación del lactato. Por último, la capacidad aeróbica será vital para recuperar entre puntos y para soportar muchos partidos en pocos días de competición.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS:

- Muntañola, M.T. (1996). La evolución del deporte del tenis. Educación física y deportes, (44-45) 12-18.

- Zháněl, J., Černošek, M., Zvonař, M., Nykodým, J., Vespalec, T., López Sánchez. G.F. (2015). Comparación del nivel de condiciones previas de rendimiento de tenistas de élite (estudio de caso). Apunts. Educación Física y Deporte, 122: 52-60.

- Comellas, J., López de Viñaspre, P. Análisis de los requerimientos metabólicos del tenis. Apunts. Educación Física y Deporte, 65: 60-63.

- Ávila, F., Sanz, D. Aplicación del entrenamiento de la fuerza en el tenis. La importancia del control del movimiento. Apunts: Educación Física y Deportes, 89-91.

 

SIGUE APRENDIENDO MÁS CON NOSOTROS EN TAFADMADRID Y EN LA FEDERACIÓN ESPAÑOLA DE FITNESS WELLNESS Y SALUD www.fefws.com

Las lesiones más comunes en el tenis

29 Junio 2016, 10:00 am
Publicado en Blog

Prácticamente todo el mundo conoce la evolución del tenis en los últimos años, desde que sólo era practicado por las clases altas de la sociedad hasta nuestros días. Es conveniente saber que el número de niños que practica tenis ha aumentado exponencialmente en la actualidad. En España, por suerte, gozamos de buena salud desde ese punto de vista, porque siempre hemos tenido grandes figuras en las que los niños jóvenes podíamos fijarnos, observarlos, aprender de ellos en cada partido visto por televisión, tratar de imitarlos y, en definitiva, despertaban en nuestro interior unas ganas increíbles de coger la raqueta e ir a entrenar.

Muchos de estos niños, que de verdad quieren llegar a ser profesionales, tienen que sacrificar mucho o todo su tiempo libre, comenzando a una edad muy temprana, con entrenamientos diarios de larga duración, intensidad y cada vez, con más frecuencia. Factores que determinarán, lógicamente, la formación tenística de nuestros jugadores.

A medida que el tenis ha ido evolucionando a lo largo de la historia, la vida deportiva del tenista, paradójicamente, ha disminuido. Es decir, se hacen profesionales más temprano, algunos con una juventud y descaro insultantes, pero también sus carreras terminan antes debido a las exigencias físicas del tenis actual. Todo esto hay que tenerlo en cuenta para la correcta preparación física del tenista (aquí es donde entra la figura del entrenador), sin olvidarnos nunca del trabajo de los médicos, fisioterapeutas y rehabilitadores físicos.

Desde el punto de vista de salud –¬conviene recordar que en el deporte de alto rendimiento las lesiones (muchas veces con la cirugía como única solución), dolores o traumatismos son inevitables– vamos a explicar las patologías más frecuentes en el tenis (principalmente del hombro), con el objetivo de minimizar las lesiones a los practicantes de este exigente deporte gracias a la prevención de las mismas.

Patologías

Antes de empezar a explicar las patologías más comunes, hay que dejar claro que, aunque la patología se puede producir de forma aguda, sobre todo se genera por microtraumatismos repetidos en una zona concreta. Normalmente, el miembro superior es el que más patologías presenta y, dentro de este, cabría destacar al hombro como el más afectado por las lesiones y la variedad y complejidad de las mismas.

El hombro

El culpable principal, sin ninguna duda, es el saque. ¿Quién no conoce a Goran Ivanisevic, Andy Roddick, Boris Becker, Pete Samparas, Mark Philippoussis, Ivo Karlovic, etc., y sus servicios a más de 200km/h? Todos nos podemos imaginar los microtraumatismos repetidos a los que se ven sometidas las articulaciones del hombro y es que, en tenis, sin el saque no se puede empezar un punto ni, obviamente, ganar un partido. Esto es, en gran parte, debido a la importancia de servicio en el tenis actual y a los nuevos estilos de juego de saque y volea. Las lesiones mas comunes que se pueden dar en el hombro son las siguientes:

● Síndrome de impingement

● Artopatría acromio-calvaicular

● Subluxación anterior del hombro

Ahora, comenzaremos a explicarlos brevemente:

Síndrome de impingement
Es el más frecuente en el hombro del tenista. El principal síntoma es el “dolor en el hombro cuando el brazo está en abducción de 60º-120º de rotación interna y anteversión de 30º, mientras la escápula permanece estable” (C. Neer, 1972). Es un problema del complejo acromio-coracoideo y el manguito de los rotadores, bolsa, etc., produciendo dolor e impotencia funcional.

Artopatría acromio-calvaicular.
Se da con frecuencia y 2 son los gestos técnicos que más perjudican a esta articulación con la práctica del tenis:

– Brazo en aducción. Articulación acromio-clavicular en compresión. Esto se produce al final del smash o remate y principio del gesto técnico del revés.

– Brazo en retropulsión. Articulación estirada (smash y ataque de golpe de derecha).

Es una patología que no suele darse por debajo de los 25 años (salvo casos de jugadores profesionales) y que afecta al brazo dominante.

Subluxación anterior del hombro.
También conocido como síndrome del hombro muerto y muy común en otros deportes como voleibol o beisbol, tiene una patología algo desconocida. Podemos decir que se produce por microtraumastismos repetidos al efectuar le saque o el smash, por el paso de la posición de retropulsión horizontal y rotación externa máximas a la posición de antepulsión y rotación interna. La sensación es que al final del remate o del saque se produce un dolor violento con pérdida de fuerza.

 

Fuera del hombro

No podríamos dejar de comentar el codo de tenista, por ser una lesión universalmente conocida en el mundo del tenis (tennis elbow), pero no la más común, como mucha gente piensa.

Codo de tenista o epicondilitis.
El dolor se produce en la parte antero-externa del codo, pudiéndose extender a lo largo del borde radial del antebrazo. Las causas de este síndrome son producidas por el gesto técnico del revés. Una deficiencia técnica y el material usado (raqueta, cordaje, etc.) son otros factores que influyen en esta patología. Cuatro pueden ser las causas del codo de tenista:

– Patología de inserción.

– Lesión de la articulación húmero-radial.

– Patología neurológica por compresión del nervio radial.

– Dolores irradiados, sobre todo, de origen cervical.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS:

- Burbank, K.M., Stevenson, J.H., Czarnecki, G.R., Dorfman, J. (2008). Chronic shoulder pain: part II. Treatment. Am Fam Physician; 77(4): 493-497.

- Burbank, K.M., Stevenson, J.H., Czarnecki, G.R., Dorfman, J. (2008). Chronic shoulder pain: part I. Evaluation y diagnosis. Am Fam Physician; 77(4): 453-460.

- Ruíz_Cotorro, A. (1996). Patología traumática del tenista. Apunts. Educación Física y Deportes, (44-45) 106-111.

- Greiwe, R.M., Ahmad, C.S. (2010). Management of the throwing shoulder: cuff, labrum y internal impingement. Orthop Clin North Am; 41(3): 309-23.

- Matsen III, F.A., Fehringer, E.V., Lippitt, S.B., Wirth, M.A., Rockwood Jr., C.A. (2009). Rotator cuff. The Shoulder. 4th ed., Philadelphia; 17.

- Miller, R.H. III, Azar, F.M., Throckmorton, T.W. (2013). Shoulder and elbow injuries. Campbell's Operative Orthopaedics. 12th ed., Philadelphia; 46.

- Rudolph, G.H., Moen, T., Garofalo, R., Krishnan, S.G. (2015). Rotator cuff and impingement lesions. DeLee and Drez's Orthopaedic Sports Medicine: Principles and Practice. 4th ed., Philadelphia; 52.

 

SIGUE APRENDIENDO MÁS CON NOSOTROS EN TAFADMADRID Y EN LA FEDERACIÓN ESPAÑOLA DE FITNESS WELLNESS Y SALUD www.fefws.com

Demandas físicas en tenis y pádel

27 Abril 2016, 10:00 am
Publicado en Blog

El Tenis y el Pádel son dos deportes de raqueta muy practicados en España donde visualmente el juego es similar, y donde salvando la puntuación que se rige de la misma manera, presentan grandes diferencias en cuanto al tamaño y estructura de la pista (Tenis: 8,23x23,77m en individuales 10,97x23,77m en dobles, Pádel: 10x20m), superficie de juego (Tenis: césped, tierra batida o asfalto; Pádel: materiales sintéticos, césped artificial u hormigón), el tamaño de las palas con respecto a las raquetas y las reglas de juego en cuanto al número de jugadores (dobles en pádel, individual o dobles en tenis), al saque (de arriba en tenis, con bote en pádel) así como la utilización de las paredes como parte del juego.

La mayor accesibilidad físico-técnica del pádel y el hecho de jugar en parejas lo hace un deporte muy atractivo al público amateur. Pero, a nivel de competición, y a la hora de programar una preparación física adecuada a cada deportista tenemos que tener en cuenta la especificidad de cada deporte para que el rendimiento sea óptimo. Se nos ocurren varias preguntas que a nivel físico pueden ser importantes de cara al entrenamiento de cada deporte:

¿Cuánto dura de media un partido de tenis y uno de pádel? ¿Cuánto tiempo de trabajo real se tiene durante el juego y cuánto de recuperación? ¿Cuántos metros se recorren? ¿Qué diferencias hay en cuanto a la velocidad del juego y al tiempo de reacción a la hora de realizar los golpes? ¿Qué requerimientos de fuerza en tren inferior y superior demandan?

 

Tiempo de juego, Tiempo Real y Tiempo de Pausa:

Partiendo de análisis de partidos realizados por Almonacid (2011), Pradas (2012) y Ramón-Lin (2013) el tiempo medio por punto en pádel fue de 12 segundos por punto y 15 segundos de descanso entre puntos (aunque hay algunos de hasta 30-60 segundos) lo que supone un tiempo real de juego entre el 39-50% del total en 32 minutos de media por set.

En Tenis, en cambio, los porcentajes de tiempo real de juego son menores (entre un 16% y un 29% del tiempo total), diferenciando la duración media de un punto en función de la superficie donde se juegue (6-10 segundos de media y 4,3 segundos en pista rápida). Sin embargo el volumen de juego total es más alto (entre 2-4 horas de juego en Torneos ATP al mejor de 3 sets; 3-5 horas de partido en Gran Slam al mejor de 5 sets).

Parece evidente que debido a las dimensiones y estructuras del terreno de juego en cada uno de los dos deportes los tiempos medios por punto en pádel así como el número de golpes para finalizar el punto son más altos mientras que en el tenis el volumen de juego es mayor debido al mayor tiempo de recuperación entre puntos; sería interesante trabajar con los deportistas conociendo esa relación en cuanto a los periodos Trabajo Corto e Intenso 1:3 en Tenis y 1:2 en Pádel.

 

Distancia recorrida y velocidad de juego:

En Tenis, la distancia media recorrida por un jugador durante un set está entre los 960m en pista dura hasta los 1650m en tierra batida (Vila, 2006). Teniendo en cuenta que los desplazamientos se realizan de forma explosiva a altas velocidades y sobre distancias cortas (la mayoría de forma lateral y en menor medida hacia delante y hacia atrás) la aceleración, la frenada, la velocidad de reacción, la coordinación la agilidad y los cambios de dirección pasan a ser componentes muy importantes de cara al rendimiento del jugador. En cuanto a la velocidad del juego la bola alcanza velocidades más altas y requiere una gran potencia de golpeo.

En Pádel, haría falta realizar más estudios sobre este tema puesto ya que tan sólo Samieba y Salinero (2013) analiza este aspecto en el que los jugadores recorren de media unos 1000 m por set. Por tanto, no se aprecian grandes diferencias en este aspecto entre uno y otro deporte a pesar de las dimensiones de la pista; sin embargo se realizan más desplazamientos hacia delante o hacia atrás que laterales, el juego es más rápido por la menor distancia que recorre la bola entre jugadores con lo que la capacidad de anticipación, la velocidad de reacción y la frecuencia son cualidades que deben ser entrenadas específicamente para este aspecto y no requiere de tanta potencia sino de mayor precisión.

 

Demandas de fuerza:

Con respecto a la manifestación de la fuerza existen dos tipos de acciones que se manifiestan en ambos deportes: desplazamientos y los golpes.

En el Tenis, la fuerza explosiva en las piernas es indispensable para tener una buena capacidad de aceleración, mientras que la fuerza rápida de los miembros superiores es necesaria para golpear fuertemente a la pelota y que esta llegue al lado contrario lo antes posible así como para disponer de un saque potente que permita obtener ventaja en el juego. Por ello el tenis requiere de una buena capacidad de fuerza muscular que consiga realizar golpes potentes así como resistir dicho esfuerzo durante un periodo prolongado de tiempo y evitar lesiones frecuentes en el tren superior como articulación del hombro, codo, muñeca así como en la columna vertebral 5º y 6º lumbar.

En el Pádel el hecho de no tener que realizar un saque potente y jugarse un juego más bajo con una semiflexión de rodillas constante hace que tome más importancia la fuerza en el tren inferior y el Core que en el superior y con objetivo también de evitar lesiones comunes como suceden en la articulación de la rodilla tobillo y músculos gastrocnemios.

 

Finalmente, como conclusión, podemos decir que ambos deportes tienen una naturaleza de carácter intermitente con esfuerzos provocados por acciones repetidas de corta duración pero de gran intensidad. Son actividades de carácter predominantemente anaeróbica aláctica con base aeróbica que permite recuperar la energía y retrasar la fatiga. Las características entre tenis y pádel en cuanto a la estructura de esfuerzo y pausa son similares aunque las características de la pista, el número de jugadores, el tipo de raqueta influyen en el tipo de esfuerzo y características fisiológicas de los jugadores. Esto hace que tengamos que adaptar el entrenamiento físico a los valores de competición así como incluir acciones específicas como desplazamientos, cambios de ritmo y dirección, subidas a la red y gestos técnicos que contribuyan a mejorar el rendimiento final del deportista y retrasar la fatiga durante el juego.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS:

- Almonacid, B. (2011). Perfil de juego en pádel de alto nivel. Tesis Doctoral. Universidad de Jaén.

- Amieba, C; Salinero, J.(2013) Aspectos generales de la competición del pádel y sus demandas fisiológicas AGON. Internationa Journal of Sport Sciences. 3(2), 60- 67.

- Carrasco, L., Romero, S., Sañudo, B., y de Hoyo, M. (2011). Game analysis and energy requirements of paddle tennis competition. Science & Sport, 26, 338-344.

- Pradas, F., Castellar, C., Coll, I. y Rapún, M. (2012). Análisis de la estructura temporal del pádel femenino. IV Congreso Internacional de Ciencias del Deporte y la Educación Física. Pontevedra, España.

- Ramón-Llin, J. (2013). Análisis de la distancia recorrida y la velocidad de desplazamiento en pádel. Tesis Doctoral. Universidad de Valencia.

- Sañudo, B., De Hoyo, M. y Carrasco, L. (2008). Demandas fisiológicas y características estructurales de la competición en pádel masculino. Apunts. Educación Física y Deportes, 94 (4), 23-28.

- Torres, G. y Carrasco, L. (2004). Fundamentos fisiológicos y exigencias metabólicas del tenis. En G. Torres y L. Carrasco (eds.), Investigación en deportes de raqueta: tenis y bádminton. Murcia: Universidad Católica de San Antonio.

- Vila, C. (2006). Fundamentos prácticos de la preparación física en el tenis. Badalona: Editorial Paidotribo.

 

SIGUE APRENDIENDO MÁS CON NOSOTROS EN TAFADMADRID Y EN LA FEDERACIÓN ESPAÑOLA DE FITNESS WELLNESS Y SALUD www.fefws.com

JoomShaper
Llama ahora