¿Por qué no es suficiente con ser aparentemente sano?

5 Febrero 2018, 12:00 am Escrito por 
Publicado en Blog
Visto 124 veces

En la sociedad actual que vivimos donde nos encontramos constantemente bombardeados de información que nos incita a un consumo elevado de productos procesados y a participar en actividades que no requieren de esfuerzo físico, el aumento generalizado de patologías es un hecho incontestable. Se ha producido un cambio en el estilo de vida de la sociedad, han aumentado los malos hábitos siendo el sedentarismo y la mala alimentación algo muy común, lo cual va a perjuicio directamente de la condición física de las personas.

Diferentes estudios han demostrado que a mayores niveles de VO2máx y a partir de determinados niveles de fuerza, disminuye en gran medida la probabilidad de mortalidad (1,2,3). En concreto, el estudio de Kodama y cols. (2008) intentó establecer una relación entre el riesgo de mortalidad y la capacidad de hacer ejercicio (expresada en METs) por parte del sujeto, encontrándose que aquellos que presentaban una mejor capacidad cardiorrespiratoria tenían un menor riesgo de mortalidad.

De este modo, por cada MET de incremento en la resistencia cardiorrespiratoria (entendido MET como la unidad de medida del índice metabólico, correspondiente a 3,5 ml O2/kg x min, es decir, el consumo mínimo de oxígeno que el organismo necesita para mantener sus constantes vitales) se reduce un 13% y de un 15% del riesgo de muerte por todas las causas y de enfermedad cardiovascular, respectivamente (1).

 

Figura. Riesgos relativos de muerte por cualquier causa entre sujetos con diversos factores de riesgo con una capacidad de ejercicio de menos de 5 MET, o 5 a 8 MET, en comparación con los sujetos cuya capacidad de ejercicio fue de más de 8 MET.
 

En cuanto a la fuerza, una baja fuerza muscular se asocia con un mayor riesgo de muerte por todas las causas y, sobre todo, cáncer en hombres, incluso manteniendo una buena capacidad cardiorrespiratoria (2, 3). Entre una fuerza media y una fuerza alta no hay diferencias significativas en mortalidad.

En este sentido, el concepto de “fat but fit” que se traduciría literalmente como “gordo pero en forma” haría referencia a población con sobrepeso que a pesar de ello tienen niveles buenos de fitness y están metabólicamente sanos. En este sentido, si comparamos a una persona con un ligero sobrepeso y con una buena condición física, y a una persona en normopeso sano con similar nivel de condición física, tendrían misma probabilidad de mortalidad.

Sin embargo, bajo esta afirmación, es necesario comprender el término sobrepeso y obesidad, y los límites entre los dos. Ambos se definen como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud según la OMS (Organización Mundial de la Salud), en donde una persona con un IMC (Índice de Masa Corporal) igual o superior a 30 es considerada obesa y con un IMC igual o superior a 25 es considerada con sobrepeso. Tanto sobrepeso como la obesidad son factores de riesgo para numerosas enfermedades crónicas, entre las que se incluyen la diabetes, las enfermedades cardiovasculares y el cáncer.

Se considera necesario incluir programas de ejercicio físico en población con sobrepeso y obesa para permitir mejorar su condición física, programas en donde predominen las capacidades físicas básicas: fuerza, resistencia y flexibilidad.


Por lo tanto, como conclusión, el objetivo de todas las políticas sociales en términos de ejercicio físico y salud debe ser promover estilos de vida saludables en donde el ejercicio físico y la alimentación saludable son los pilares básicos. En este sentido, los técnicos TAFAD tienen un papel fundamental en esta sociedad ya que ayudan a las personas a establecer pautas de actuación y guías que les van a permitir alcanzar sus objetivos físico-deportivos y mejorar su condición física de una manera segura y efectiva.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  • (1) Kodama, S., Saito, K., Tanaka, S., Maki, M., Yachi, Y., Asumi, M., et al & Yamada, N. (2009). Cardiorespiratory fitness as a quantitative predictor of all-cause mortality and cardiovascular events in healthy men and women: a meta-analysis. JAMA. 301(19), 2024-2035. 
  • (2) Myers, J., Prakash, M., Froelicher, V., Do, D., Partington, S., & Atwood, J. E. (2002). Exercise capacity and mortality among men referred for exercise testing. New England Journal of Medicine, 346(11), 793-801. 
  • (3) Ortega, F. B., Lee, D. C., Katzmarzyk, P. T., Ruiz, J. R., Sui, X., Church, T. S., & Blair, S. N. (2012). The intriguing metabolically healthy but obese phenotype: cardiovascular prognosis and role of fitness. European Heart Journal. 34(5), 389-397.

 

SIGUE APRENDIENDO MÁS CON NOSOTROS EN TAFADMADRID Y EN LA FEDERACIÓN ESPAÑOLA DE FITNESS WELLNESS Y SALUD www.fefws.com

Valora este artículo
(0 votos)
TafadMadrid

Si no consigues resultados, quizás sea porque estás haciendo siempre lo mismo. Cambia las circustancias y verás como aparecen nuevas oportunidades.

Sitio Web: www.tafadmadrid.es

Artículos relacionados (por etiqueta)

Inicia sesión para enviar comentarios
JoomShaper
Llama ahora