Deportistas profesionales: relación laboral especial

9 Enero 2017, 10:00 am Escrito por 
Publicado en Blog
Visto 418 veces

Los trabajadores dedicados profesionalmente al deporte, es decir, deportistas profesionales, no siguen las mismas reglas laborales que cualquier trabajador ordinario por cuenta ajena, y por tanto no estamos ante un caso de relación laboral ordinaria. Hablamos de Relación Laboral Especial, denominada así en el Estatuto de los Trabajadores.

¿Qué se considera una Relación Laboral Especial?

Son las relaciones de trabajo que por sus especiales características necesitan una regulación específica, que, en todo caso, deberá respetar los derechos básicos laborales reconocidos en la Constitución Española, como el derecho a la huelga, el derecho de libre sindicación o el derecho a la no discriminación, entre otros.

¿Quiénes se consideran deportistas profesionales?

Son deportistas profesionales quienes, en virtud de una relación establecida con carácter regular, se dediquen voluntariamente a la práctica del deporte dentro de un club o entidad deportiva, siempre a cambio de una retribución.

¿Tienen los mismos derechos que cualquier otro trabajador?

La respuesta es sí. Tienen los derechos laborales básicos, reconocidos en el Estatuto de los Trabajadores. Entre ellos tenemos el derecho al trabajo y a la libre elección de profesión, el derecho de libre sindicación, derecho a la negociación colectiva, derecho a la huelga, derecho de reunión, derecho a la adopción de medidas de conflicto colectivo o derecho de información, consulta y participación en la empresa.

En el marco de la relación de trabajo, cuentan con el derecho a la ocupación efectiva, derecho a la promoción y formación profesional, derecho a no ser discriminados, derecho a la integridad física y a una adecuada política de seguridad e higiene, derecho a la intimidad, derecho a percibir puntualmente una remuneración, o cualquier otro derecho pactado en contrato individual.

Cabe destacar el derecho a la ocupación efectiva. Este derecho podría no cumplirse en su totalidad, es el caso de sanción o lesión del deportista, pudiendo ser éste excluido de los entrenamientos u otras actividades necesarias para el ejercicio de la actividad deportiva.

El deportista también tiene el derecho a manifestar libremente sus opiniones sobre los temas relacionados con su profesión, respetando siempre la ley y el contrato, y siempre que estén debidamente justificadas por razones deportivas.

Y, ¿en cuanto a los deberes?

La respuesta también es afirmativa. En este caso, los deberes básicos de los trabajadores según la norma (Estatuto de los Trabajadores) son: cumplir con las obligaciones del puesto de trabajo, de conformidad a las reglas de la buena fe y diligencia, cumplir las medidas de seguridad e higiene que se adopten, cumplir las órdenes e instrucciones del empresario, contribuir a la mejora de la productividad, cualquier otro que se derive del contrato de trabajo.

El deportista profesional está obligado a realizar la actividad deportiva para la que se le contrató, aplicando la diligencia específica que corresponda a sus condiciones físicas y técnicas personales, y de acuerdo con las reglas del juego y las instrucciones de los representantes de la entidad deportiva.

¿En qué se diferencia el contrato laboral de un trabajador ordinario, del de un deportista profesional?

Al tratarse de una relación laboral especial, el contrato laboral tiene particularidades.

Deberá formalizarse siempre por escrito y por triplicado, copia para cada una de las partes y copia para su registro en el SEPE (Servicio Público de Empleo Estatal). Además el contrato deberá registrarse en la Federación deportiva correspondiente.

  • En el contrato, como mínimo, deberá constar la identificación de las partes, el objeto del contrato, la retribución pactada y la duración del mismo.
  • La duración del contrato será siempre de duración determinada. Cuando venza el contrato podrán producirse prórrogas también temporales. Si el convenio lo permite, podrá acordarse un sistema de prórrogas diferentes al ordinario.
  • El periodo de prueba no podrá ser superior a 3 meses.
  • En cuanto a la retribución, será la pactada en convenio o en contrato individual. Tendrán la consideración de salario todas las percepciones que el deportista reciba de la entidad deportiva como retribución por la prestación de sus servicios profesionales, ya sean en metálico o en especie.

¿Cuál es el tiempo de trabajo de un deportista profesional?

  • Jornada. Comprenderá la prestación efectiva de sus servicios frente a un público y el tiempo en que esté bajo las órdenes de la entidad deportiva a efectos de entrenamiento o preparación física. Con carácter general será la fijada en convenio colectivo o contrato. No se computarán a efectos de duración máxima de la jornada los tiempos de concentración previos a la celebración de competiciones o actuaciones deportivas, ni los desplazamientos.
  • Descansos. Disfrutarán de un descanso mínimo de 1 día y medio semanal ininterrumpidamente. Será fijado de mutuo acuerdo, y no deberá coincidir con los días en que haya de realizarse ante el público la prestación laboral.
  • Vacaciones. Los deportistas profesionales tendrán derecho a unas vacaciones anuales retribuidas de 30 días naturales, cuya época de disfrute será fijada en convenio o contrato individual.

¿Cómo se regulan las cesiones temporales de deportistas?

Durante la vigencia de los contratos, las entidades deportivas podrán ceder temporalmente a uno de sus deportistas, siempre con el consentimiento de éste. La entidad está obligada a ceder temporalmente a un deportista cuando a lo largo del año, éste no haya participado en competiciones oficiales ante el público. La cesión no podrá exceder de la duración del contrato del deportista.

Los incumplimientos contractuales del deportista podrán ser sancionados por la entidad deportiva según su gravedad, siempre pudiendo ser recurridas ante la jurisdicción social.

¿Cuáles son las particularidades en la extinción de un contrato de un deportista profesional?

Muchas de las causas son comunes a las de cualquier relación laboral ordinaria, como es el caso de: por expiración del tiempo convenido, por el total cumplimiento del contrato, por despido o por voluntad propia.

Sin embargo, también se dan algunas particularidades propias de la relación laboral especial:

  • Por mutuo acuerdo de las partes. Si la extinción por mutuo acuerdo tuviese por objeto la cesión definitiva del deportista a otro club o entidad deportiva, se estará a lo que las partes pacten sobre condiciones económicas de conclusión del contrato; en ausencia de pacto, la indemnización para el deportista no podrá ser inferior al 15% bruto de la cantidad estipulada.
  • Por disolución o liquidación del club o de la entidad deportiva correspondiente, por acuerdo de la Asamblea General de Socios.
  • Por crisis económica del club o entidad deportiva que justifique una reestructuración de la plantilla de deportistas. Asimismo, por crisis de otro tipo que impida el normal desarrollo de la actividad del club o entidad deportiva.
  • Por las causas válidamente consignadas en el contrato, salvo que las mismas constituyan manifiesto abuso de derecho por parte del club o entidad deportiva.

¿Puede suspenderse un contrato de un deportista profesional?

La respuesta es sí. En los casos de incapacidad temporal, maternidad, paternidad, riesgo durante el embarazo, ejercicio de un cargo público o por excedencia forzosa, entre otras, se podrá suspender la relación laboral.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS:

- España. Real Decreto 1006/1985 de 26 de junio, por el que se regula la relación laboral especial de los deportistas profesionales. Boletín Oficial del Estado, de 27 de junio de 1985, núm. 153, páginas 20075 a 20077.

- España. Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores. Boletín Oficial del Estado, de 24 de octubre de 2015, núm. 255.

- Relaciones laborales especiales. Consultada el 10 de diciembre de 2016. http://www.seg-social.es/.

- Irene Montero López (2012). Relación Laboral de los deportistas profesionales. Consultada el 10 de diciembre de 2016, https://tribbius.com/.

 

SIGUE APRENDIENDO MÁS CON NOSOTROS EN TAFADMADRID Y EN LA FEDERACIÓN ESPAÑOLA DE FITNESS WELLNESS Y SALUD www.fefws.com

Valora este artículo
(3 votos)
Andrea Sánchez

La recompensa y plena satisfacción radica en el esfuerzo y no en el resultado. El esfuerzo total es una victoria completa

Sitio Web: www.tafadmadrid.es
Inicia sesión para enviar comentarios
JoomShaper
Llama ahora