La natación da hambre. ¿Mito o realidad?

25 Abril 2016, 10:00 am Escrito por 
Publicado en Blog
Visto 1199 veces

Todos hemos oído alguna vez esta frase y ya no solo eso, en más de una ocasión hemos sentido un hambre voraz después de realizar cualquier tipo de actividad acuática sin importar esencialmente la intensidad de esta, dando lugar a una frase todavía más genérica: “LA PISCINA DA HAMBRE” como si dentro de estas instalaciones se produjera un proceso a través del cual los nutrientes con los que habitualmente funcionamos durante el día a día se quedaran realmente escasos para superar el paso por el líquido elemento.

En este artículo vamos a intentar arrojar un poco de luz sobre esta cuestión sin ser demasiado ambiciosos puesto que las variables que influyen son extensas, y los estudios realizados específicamente sobre esto bastante escasos.

Haremos primero una aproximación terminológica. La RAE define el hambre como “gana o necesidad de comer”, esta definición es demasiado escueta para el tema que nos ocupa. El Diccionario Médico de la Universidad de Navarra añade que el “hambre es una sensación visceral, independiente de la voluntad, biológica e indiscriminada”. Con estas dos definiciones lo que se pone de manifiesto es que el hambre es una reacción fisiológica del deportista por falta de nutrientes. Debemos señalar también que la sensación contraria al hambre es la saciedad, una sensación igual de compleja que la anterior.

Por lo que analizaremos el consumo de nutrientes llevado a cabo durante estas actividades acuáticas. Vamos a estudiarlo desde un punto de vista muy general sin tener en cuenta factores importantes a la hora de hablar de nutrición como son la edad, la composición corporal o el sexo, entre otros.

El consumo energético en reposo para un hombre de 70 kg oscila entre las 2700 y 3000 kcal. diarias. La natación, a crol, supone un consumo energético de unas 20 kcal por minuto, al mismo nivel que correr de manera intensa (18 kcal/min) y algo menos de la mitad que jugar al balonmano, que supone un gasto de 11 kcal/min (Willmore y Costill 2007).

Estos valores varían mucho de una persona a otra e incluso las estimaciones del gasto calórico son diferentes según la bibliografía consultada, algunos autores indican que estos van desde las 4.2 kcal/min hasta las 11.6 kcal/min según el nivel del nadador y la intensidad del entrenamiento. (Barbara et al. 2011 citada por Álvarez en 2014).

Sobre lo que sí que hay cierto consenso es que la naturaleza de la natación hace que las necesidades nutricionales de estos deportistas sean superiores a las de otras disciplinas deportivas (Sharp, 2000 citado por Tomico en 2014). Llegando a tener unas necesidades energéticas tres veces superiores a las de otros sujetos activos (Tomico, 2014).

A consecuencia de esto algunos autores recomiendan una ingesta alta de hidratos de carbono entre una hora y dos horas después de acabar la sesión para reabastecer las reservas de glucógeno muscular (Pérez Guisado en 2008 citado por Tomico, 2014). Al igual que Willmore y Costill que recomiendan consumir una cantidad sustancial de hidratos de carbono que reemplace el glucógeno consumido durante la actividad.

Por lo tanto, según la bibliografía consultada podemos inferir que la natación es un deporte con una alta exigencia nutricional, tanto por su naturaleza como por el medio en que se realiza. Así que no solo os animo a que repongáis esos nutrientes gastados durante la sesión para satisfacer vuestro apetito, sino que parece necesario realizar una ingesta adecuada de alimentos si queremos que se produzcan adaptaciones al entrenamiento en el medio acuático.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS:

- Álvarez Estévez A. (2014) Planificación nutricional para un nadador amateur. E-motion. Revista de Educación Motricidad e Investigación. Nº3 pp 34-62.

- Tomico Becerra, A. (2014) Diseño de un programa de intervención nutricional para un nadador de medio fondo. E-motion. Revista de Educación Motricidad e Investigación. Nº3 pp 70-107.

- Willmore J.H y Costill D.L (2007) Fisiología del esfuerzo y del deporte. Badalona: Paidotribo.

 

SIGUE APRENDIENDO MÁS CON NOSOTROS EN TAFADMADRID Y EN LA FEDERACIÓN ESPAÑOLA DE FITNESS WELLNESS Y SALUD www.fefws.com

Valora este artículo
(2 votos)
Andrés Maroto

Formación y Profesionalidad son las claves del éxito

Sitio Web: www.tafadmadrid.es
Inicia sesión para enviar comentarios
JoomShaper
Llama ahora