La importancia del material en la práctica del Mountain Bike

19 Febrero 2018, 12:00 am Escrito por 
Publicado en Blog
Visto 91 veces

 

¿Crees que es importante invertir en material de calidad para la práctica de mountain bike? Fiabilidad, confort, durabilidad, adaptación a la práctica deportiva, prevención de posibles problemas mecánicos y físicos, y lo más importante, seguridad.

Estos son sólo algunos factores que, sumados a la tranquilidad que te aporta tener el respaldo de un profesional a la hora de orientar tu compra hacia tus necesidades, debemos tener muy en cuenta a la hora de elegir bien nuestro material y dónde adquirirlo.

Por experiencia personal, el material económico nos suele salir bastante caro a la larga, ya que es habitual que cuando nos iniciamos en la práctica de un deporte con tanto factor técnico como es el mountain bike, recurramos a la compra de materiales demasiado básicos o de escasa calidad con la excusa de que estamos empezando y si nos gusta ya iremos mejorando más adelante nuestro “box ciclista”.

Los centros comerciales y grandes superficies multideporte, así como tiendas online, suelen ser el primer recurso para equiparnos en esta nueva aventura por tener generalmente unos precios más económicos y mucha variedad de producto, pero como norma habitual (salvo excepciones), estos productos suelen ser de escasa calidad y nos pueden dejar tirados a corto plazo, a lo que podemos añadir en muchos casos la falta de experiencia y preparación del personal para que nos asesore y nos prepare un material óptimo y duradero. Esta falta de calidad en el material, especialmente en las bicicletas, puede deberse a su fabricación con materiales que no soportan una práctica deportiva de cierta intensidad, es decir, que puede ser una bici perfecta para ir a pasear a un parque o para desplazarnos al trabajo o al centro educativo, pero que, siendo usadas como bicicletas de mountain bike a nivel deportivo, sus componentes no están preparados para aguantar la fatiga provocada por las irregularidades del terreno o por la fuerza imprimida por el usuario.

Esto se traduce en que será más fácil tener un percance mecánico durante nuestra ruta, y, en consecuencia, nuestra seguridad, rendimiento y confort se verán afectados por este posible problema: frenos y pedales de plástico que se parten fácilmente, tijas que no soportan el peso del ciclista y ceden, llantas que se doblan porque no aguantan el impacto contra un bache o una piedra, manillares que se sueltan, neumáticos que se pinchan fácilmente, cadenas que se parten y poca accesibilidad mecánica a la hora de poder reparar averías comunes son claros ejemplos de que este tipo de artículos, lejos de servirnos para nuestro fin y beneficiar nuestra economía, nos pueden llevar a tener que repararlos constantemente con su consiguiente gasto económico, o lo que es peor, a provocarnos una posible caída con mayores o menores consecuencias, limitando mucho nuestro rendimiento y confort sobre la bicicleta.

En relación con el asesoramiento y servicio técnico, otro factor a tener en cuenta es la profesionalidad de quién y cómo nos vende el material. Es bastante común ver horquillas o manillares montadas del revés, tornillería sin apretar, cambios sin ajustar, o lo que es peor, tallajes erróneos de la bicicleta. Esto aparentemente puede resultar algo banal o de poca transcendencia pero nada más lejos de la realidad, pedalear con una bici que no es tu talla durante 3 o 4 horas puede tener para nuestra salud los mismos efectos que correr con unas zapatillas que nos queden pequeñas o ponernos a levantar peso en un gimnasio sin la previa preparación y muy por encima de lo que nuestros músculos puedan asimilar. Problemas como tendinitis, contracturas o lumbalgias, así como poca o nula capacidad de pilotaje son algunos de los efectos secundarios que nos puede acarrear utilizar una bicicleta o un material que no se ajusta a nuestras medidas.

Todos sabemos que el esfuerzo económico que conlleva la práctica del mountain bike es bastante elevado, pero mi recomendación es la siguiente: Acude siempre a un establecimiento especializado, elige siempre un equipamiento que se adecúe a tu práctica deportiva (si haces mountain bike tu bici debe tener un mínimo de solidez y prestaciones para soportar la intensidad de dicha práctica), déjate asesorar por un profesional del sector y, aunque inviertas un poco más, recurre a marcas de prestigio y modelos de cierta gama que te aseguren su correcto funcionamiento y seguridad.

Con esto no quiero decir que debamos tener la mejor bici y el mejor equipamiento ni por supuesto lo más caro, sino que tengamos un material acorde a nuestras necesidades y nuestra envergadura y con un mínimo de calidad que no nos haga perder el tiempo constantemente y poner en riesgo nuestra integridad.

A modo de reflexión final, pensar que cualquier buen trabajador tenga el oficio que tenga precisa de una buena herramienta cuidada correctamente y funcional para poder desarrollar su trabajo de forma adecuada. Esto lo podemos trasladar a nuestro caso, en el cual nuestras herramientas son la bicicleta y el equipamiento oportuno, sobre los cuales va nuestro cuerpo, que a su vez es la principal y más valiosa herramienta que tenemos.

 

SIGUE APRENDIENDO MÁS CON NOSOTROS EN TAFADMADRID Y EN LA FEDERACIÓN ESPAÑOLA DE FITNESS WELLNESS Y SALUD www.fefws.com

Valora este artículo
(0 votos)
TafadMadrid

Si no consigues resultados, quizás sea porque estás haciendo siempre lo mismo. Cambia las circustancias y verás como aparecen nuevas oportunidades.

Sitio Web: www.tafadmadrid.es
Inicia sesión para enviar comentarios
JoomShaper
Llama ahora